Imagen: Freepik

De acuerdo con la legislación colombiana, particularmente el Código Nacional de Tránsito, se establece que tanto el conductor como los ocupantes de los asientos delanteros de los vehículos están obligados a utilizar el cinturón de seguridad en todas las vías del país, incluyendo las áreas urbanas.

Además, se especifica en las normativas que, para los vehículos fabricados a partir del año 2004, también se exige el uso del cinturón de seguridad en los asientos traseros.

Dado el incumplimiento de esta normativa, se impone una sanción económica conocida como multa tipo C06 según el Código Nacional de Tránsito. Según los datos proporcionados por Autifact para el año 2024, esta multa equivale a 15 salarios mínimos legales vigentes, lo que representa una suma de $650.000.

¿Por qué es relevante el uso del cinturón de seguridad?

La NHTSA, una institución internacional, promueve activamente el uso del cinturón de seguridad como una medida crucial para prevenir la tragedia en los accidentes de tráfico. Se enfatiza que el abrocharse el cinturón es la acción más efectiva para protegerse en caso de colisión, ya que ayuda a mantener a los ocupantes seguros dentro del vehículo y reduce significativamente el riesgo de ser expulsados, lo cual suele resultar en consecuencias fatales.

Es fundamental desmitificar la idea de que los airbags pueden reemplazar el uso del cinturón, ya que ambos sistemas están diseñados para trabajar juntos. La NHTSA también destaca la importancia de que las mujeres embarazadas utilicen el cinturón de seguridad en todas las etapas del embarazo para proteger tanto a la madre como al feto en caso de accidente. Además, se recomienda buscar asesoramiento profesional para determinar cuándo un niño está preparado para utilizar el cinturón de seguridad de adulto.

¿Cómo se debe utilizar correctamente el cinturón de seguridad?

De acuerdo con las pautas de la agencia estadounidense, es recomendable abrochar el cinturón subabdominal y el de hombro alrededor de la pelvis y la caja torácica, ya que esta área puede resistir mejor las fuerzas de impacto que otras partes del cuerpo.

El cinturón de hombro debe estar centrado en el pecho y alejado del cuello, mientras que el subabdominal debe colocarse sobre las caderas y no sobre el estómago. Es importante evitar colocar el cinturón de hombro detrás de la espalda o debajo del brazo.

La entidad encargada de la seguridad vial sugiere que, antes de adquirir un nuevo vehículo, se verifique que los cinturones de seguridad se ajusten adecuadamente. Se puede preguntar al concesionario acerca de los ajustadores de cinturón de seguridad, que pueden ayudar a obtener el mejor ajuste.

En caso de necesitar un cinturón más largo, se puede solicitar a través del fabricante el uso de extensiones.

Si se conduce un vehículo antiguo o clásico que solo cuenta con cinturones de regazo, se recomienda consultar al fabricante sobre cómo actualizarlos a versiones más seguras y actualizadas.

Visite el sitio original de la nota | Fuente: wradio.com.co